Tipos de amor en ciclistas

Aprovechamos que el Día de San Valentín está a la vuelta de la esquina para analizar esas relaciones que tienen los ciclistas con su bici. Así es, porque siendo honestos, ya se sabe que los ciclistas somos de las mejores parejas.

Comencemos por decir que el amor desde el punto de los estudios científicos se divide en tres categorías principales: atracción sexual, amor romántico, y apego. 

  • La atracción sexual, alimentada por el estrógeno y la testosterona. En conjunto con el cortisol, hormona del estrés, se crea una sensación de euforia que disminuye la capacidad de razonamiento y el juicio.
  • El amor romántico involucra la dopamina, norepinefrina y serotonina, neurotransmisores presentes en la sensación de recompensa en nuestro cerebro. 
  • El apego en este enfoque es creado por la oxitocina y la vasopresina. Que permiten sentirnos seguros y relajados cuando estamos rodeados de nuestra familia y amigos.

Estos 3 estados combinados, desde el análisis social y psicológico, señalan que el amor se demuestra en 6 formas, las mismas que hemos visto entre los ciclistas y sus bicicletas, la ventaja es que en estas relaciones, todas estas experiencias son válidas y sin ataduras sociales.

1. El amor romántico y pasional («Eros»)

Seguramente recuerdas ese sentimiento de querer pedalear todo el tiempo o tal vez lo sentiste como amor a primera vista con esos modelos tope de gama. En este caso todo recae en la intensidad de atracción por el cuadro y componentes, ¿listo(a) para estrenar bici? 

2. El amor lúdico («Ludus»)

Esta relación se centra en la aventura y diversión. Si su máquina de carreras o cabra de montaña ya no le da el mismo nivel de experiencia, buscará cómo mejorar su bicicleta para probar nuevas carreteras, descensos y rutas que le ayuden a mantener al filo su dosis de dopamina.

3. El amor amistoso y leal («Storge»)

El tipo de amor duradero, ese que le tienes a esa primera bici y que aún conservas. 

Está basado en la lealtad, la amistad y el compañerismo, tu amor se demuestra cuidandola constantemente y saliendo a rodar con ella. 

4. El amor maniático (Manía = «Eros» + «Ludus»)

Este tipo de relación con la bici que raya en la obsesión. Un estado en que la oxitocina y la vasopresina están a tope y no puede hacer otra cosa que pensar en el sentimiento de bienestar que le da salir con su bicicleta. Es el compañero de ciclismo ideal para motivar al grupo a recorrer la distancia del Tour de Francia en 1 fin de semana.

5. El amor pragmático (Pragma = «Ludos» + «Storge»)

Un amor más honesto, ese estado en que tus objetivos con la bici están definidos, es realista y práctico en las necesidades que tienes con tu bici y las demandas que esta tendrá. El estado ideal para entrenar y completar tu primer fondo o circuito MTB.

6. El amor desinteresado (Ágape = «Eros» + «Storge»)

Es el tipo de amor del ciclista en el grupo que da la bienvenida, ayuda a los compañeros de rodada e invita a todos los que conoce a rodar.

 

¡Encuentra todo lo necesario para mantener vivo este amor con tu bici en nuestras dos sucursales!

   

Además de ese deseo que podemos tener con la bici, hay que sumar que cada rodada se liberan los neurotransmisores involucrados al realizar actividad física:

  • Serotonina. Eleva la autoestima y la confianza.
  • Endorfina. Favorece la relajación.
  • Oxitocina. Esa misma que ayuda a crear vínculos emocionales y afectivos.
  • Dopamina. El neurotransmisor del placer, que nos impulsa a seguir practicando deporte y superar retos.

Referencias

https://www.elpais.com.co/entretenimiento/la-quimica-del-amor-cientificos-explican-por-que-nos-enamoramos.html

http://gaceta.facmed.unam.mx/index.php/2020/02/14/la-neurociencia-y-el-amor/

https://www.familias.com/existen-6-tipos-de-amor-segun-la-psicologia-cual-es-tu-forma-de-amar/