GUÍA| Las principales señales ciclistas que todos deben conocer...

Cada vez más personas eligen la bicicleta como medio de transporte y aunque para circular en bici no es necesario contar con licencia, es fundamental tener un conocimiento básico de las normas de tránsito y de las señales específicas para ciclistas, asegurando así una circulación más eficiente. Además de estas señales, los ciclistas emplean un lenguaje a través de movimientos corporales para comunicar sus acciones a otros ciclistas, vehículos y peatones en la vía urbana.

Si no estás familiarizado con estas señales, no te preocupes, aquí te las iremos explicando a detalle. 

 

INDICAR QUE VAS A PARAR

Cuando estamos circulando en grupo es muy importante hacer saber a los compañeros que vienen detrás, que vas a parar y poder evitar tener algún choque. Es importante hacer la señalización con antelación para que los ciclistas tengan tiempo de reacción y puedan parar correctamente.

Para alertar de esta acción, debes levantar la mano izquierda o derecha por encima de la cabeza con la palma mirando hacia el frente. Es adecuado realizar pequeños movimientos con la mano para incrementar la visibilidad de la acción.

 

VUELTA A LA DERECHA O A LA IZQUIERDA

Una de las señalizaciones más importantes y más utilizadas por todos los ciclistas. Esta señalización permitirá saber tus intenciones a cualquier usuario que circule por la vía, es como si fuera el intermitente de un vehículo de motor. Para señalizar hacia donde vas a girar, debes extender el brazo de la dirección que vas a tomar, si extiendes el brazo izquierdo significa que girarás hacia la izquierda, mientras que si extiendes el brazo derecho representa un giro hacia la derecha. Es recomendable realizar movimientos hacia arriba y hacia abajo con el brazo para incrementar tu visualización.

 

REDUCIR LA VELOCIDAD

Para avisar a los demás ciclistas del grupo que vas a reducir la velocidad, debes extender el brazo con la palma de la mano mirando hacia abajo y realizar movimientos cortos con la mano arriba y abajo, para alertar a tus compañeros de que vas a reducir la velocidad. Es importante aplicarlo cuando hay cruces o algún stop cercano. Es importante que realices este movimiento con antelación, para que los demás ciclistas que circulan detrás de ti tengan tiempo de reacción y puedan disminuir la velocidad progresivamente.

 

ALERTAR SOBRE OBSTÁCULOS EN LA CALLE 

Si eres de los ciclista que van al frente del grupo, tienes la responsabilidad de alertar de cualquier obstáculo o desperfecto que pueda haber en la ciclovía. Una vez que alertes de la presencia de que hay algo como una rama, vidrios o cualquier objeto que pueda afectar a los ciclistas que se encuentran justo detrás de ti, evitarás tener cualquier susto y podrás rodar con total seguridad.

Para alertar de la presencia de que hay algo en la ciclovía que dificulte el paso, debes extender el brazo y señalar hacia donde se encuentra el objeto y, al mismo tiempo, debes separarte un poco del objeto para facilitar el paso.

 

 

 

PERMITIR QUE LOS VEHÍCULOS TE REBASEN 

Para poder facilitar que los vehículos que tienes detrás, te rebasen de forma segura, es importante que les facilites el paso orillándote lo máximo posible a la derecha de la calle y en caso de que no venga ningún vehículo de frente, extender el brazo izquierdo y darle paso realizando movimientos hacia delante y hacia atrás con el brazo.

Gracias a este movimiento, podrás facilitar el paso de los vehículos y evitarás crear una larga cola de coches detrás de ti.

Estas señalizaciones te ayudarán a  ir en bici con mayor convicción y seguridad, sal y ponlas en práctica, los demás usuarios de la vía pública te lo agradecerán, recuerda que tu seguridad en bicicleta es primordial y siempre mantente alerta.